Autor Tema: Seguridad Social: ¿Cuánto pagamos realmente?  (Leído 1645 veces)

Desconectado Tu ne cede malis

  • Llevo un rato
  • **
  • Mensajes: 67
  • +10/-1
    • Email
Seguridad Social: ¿Cuánto pagamos realmente?
« en: Marzo 26, 2014, 22:31:40 pm »
Mi impresión es que la Administración Pública, que incluye a la Seguridad Social, es muy renuente a la transparencia en sus cuentas. Es muy difícil obtener los datos y casi imposible que estos vengan en un formato comprensible por el ciudadano.
Los ejemplos al respecto son muchísimos. Baste decir que hasta hace poco los datos de gastos e ingresos de la Administración Pública en España se publicaban por la IGAE (Intervención General de la Administración del Estado) con casi dos años de retraso. Por suerte, desde 2012 en que la UE empezó a apretar al Gobierno Español, ha habido una mejora más que sustancial y estos datos se publican ya cada trimestre.
Es curioso que, en aras de la transparencia, la Administración Pública obligara a las empresas privadas a presentar sus cuentas auditadas apenas tres o seis meses de final de año, mientras ella misma tardaba más de 18 meses.
Seguridad Social: los números sobre el salario medio en España
Un ejemplo típico de esta falta de transparencia y que nos afecta a todos los trabajadores es la cotización que en nuestro nombre la empresa paga a la Seguridad Social, Desempleo, Formación y Fogasa (Fondo de Garantía Salarial) y que no aparece en nuestra nómina. Es la llamada cuota empresa. Veamos los datos con un ejemplo.
Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), en 2012 el salario medio en España fue de 18.601€ euros/año, lo que para 14 pagas hace más o menos unos 1.329€ al mes. Lo que aparece en su nómina mensual como salario bruto son 1.329€. Sin embargo, su salario de verdad, y lo que le paga la empresa al trabajador es mucho más:
23,6% por Seguridad Social.
5,5% por desempleo.
0,6% por formación profesional.
0,2% por Fogasa.
Total, nuestro salario es un 29,9% superior a lo que dice nuestra nómina, no 1.329€ al mes, sino 1.726€ . La diferencia no es baladí.
De los 1.726€ al mes que realmente cobramos de salario se van a Seguridad Social y similares un 29,9% que no aparece en la nómina y otro 6,35% que sí aparecen en nuestra nómina. Esto hace un total de 482€/mes. Además, pagamos un IRPF del 25%, que son 332€ al mes.
En resumen, de los 1.726€ de salario, recibimos neto al bolsillo… 912€ al mes. Los otros 814€, casi la mitad, los hemos pagado en impuestos y Seguridad Social . Si te pagan realmente 1.700€ pero se te van 800€ en impuestos y Seguridad Social, no es de extrañar que predomine el mileurista.

Con esta práctica, la Administración Pública nos está ocultando que nuestro salario de verdad es mayor, que lo que paga la empresa por nosotros es más de lo que vemos en la nómina y que lo que pagamos por Seguridad Social es mayor de lo que pensamos. La verdad es que no entiendo esta falta de transparencia.
Alguno podría argumentar que ese pago del 30% lo paga la empresa, no el trabajador. No es cierto. Lo paga el trabajador, pero la empresa se lo retiene y lo ingresa directamente en la Seguridad Social, para que el trabajador ni se entere. De hecho si una empresa no ingresa ese dinero la Administración Pública lo considera apropiación indebida. En fin, me parece muy fuerte que la Administración nos siga manteniendo en este engaño que ningún partido político ni gobierno ha querido arreglar.

Conclusiones
El lector puede sacar sus propias conclusiones. Las mías son sencillas:
El salario medio no es tan bajo como a veces pensamos: ¡1.726 euros al mes es un dinero!
¡Pagar 996 euros de impuestos varios parece una barbaridad! Es el 58% de tu salario.
Te quedan sólo 730 euros al mes si metes un 20% de otros impuestos IVAs, IBIs, impuestos a la luz, carburantes etc..lo que sí que es una miseria!
¿quién tiene la culpa de mi salario miserable?
¿ Por qué existe tanto trabajadores mileuristas?
¿ Y quién es el verdadero explotador del obrero el estado o el empresario?
Tu ne cede malis sed contra audentior ito. Jamás cedas a la maldad, por contra opente a ella  con todas tus fuerzas.

Desconectado ovalle

  • Maestro de la Web
  • *****
  • Mensajes: 1477
  • +118/-6
  • Todo fluye, nada permanece!
    • oballe.es
    • Email
Re: Seguridad Social: ¿Cuánto pagamos realmente?
« Respuesta #1 en: Marzo 29, 2014, 08:33:28 am »
Interesantes reflexiones las tuyas.

Ante todo, bienvenido a FórumMontefrío. Espero que te sientas a gusto con nosotros y que sigas publicando sobre estos temas tan candentes en este tiempo que vivimos.

TU NE CEDE MALIS, SED CONTRA AUDENTIOR ITO (Virgilio: no cedas ante el mal, combátelo con más audacia) y el lema del Instituto americano Ludwig von Mises, formador de anarco sindicalistas...

Desconectado Tu ne cede malis

  • Llevo un rato
  • **
  • Mensajes: 67
  • +10/-1
    • Email
Re: Seguridad Social: ¿Cuánto pagamos realmente?
« Respuesta #2 en: Julio 04, 2014, 16:38:52 pm »
Uno de los progresos logrados en el debate económico español en esta crisis es que por fin se consideren las cotizaciones sociales como lo que realmente son, un impuesto al trabajo. El Informe Lagares es, probablemente, el primer estudio oficial que asienta con firmeza esta idea, siguiendo las tendencias que cobran fuerza en la OCDE, la UE y el FMI. De esta manera, es mucho más fácil sentir la presión fiscal.
Ayer se presentó el Día de la Liberación Fiscal, el informe que elabora la Fundación Civismo que preside Julio Pomés sobre cuántos días trabaja un español para satisfacer sus obligaciones tributarias. Este año se necesitan de media 184 días, lo que significa que sólo a partir del 4 de julio lo que ingrese un ciudadano será realmente suyo. El estudio lo firma Cristina Berechet y en él la fiscalidad del empleo tiene un peso enorme. De hecho, de los 184 días, 102 corresponden a las cotizaciones sociales que paga el trabajador (6,35%) o la empresa (29,9%) en su nombre. Como las primeras no se ven en la nómina, los trabajadores no son conscientes de su importe, pero son un coste para el empleador.
Este impuesto al trabajo es muy distorsionador. Primero, sólo es progresivo hasta los 43.164 euros brutos anuales. Las rentas que superen esa cifra, no pagan más porque las cotizaciones están topadas. Se convierte a partir de ahí en otro impuesto regresivo como el IVA o los especiales, aunque por lo menos del IVA se puede predicar que su efecto en la economía es neutro, mientras que las cotizaciones sí disuaden a muchos empresarios de crear empleo. ¿Por qué, si no, tantas bonificaciones y tarifas planas de 100 euros para los nuevos empleos?
Además de disuadir, resulta que a las empresas les es más interesante subirle el sueldo a los que ya están topados que a los que ganan menos, ya que una subida por debajo del límite hay que compartirla con la Seguridad Social. Así, las posibilidades de que un mileurista mejore y lo vea en su nómina son proporcionalmente menores que las de un sueldo superior.
Las cotizaciones españolas están entre las más altas de Europa. La relacionada con la jubilación, discapacidad y supervivencia nos sitúa en el tercer lugar, sólo por detrás de Italia y Portugal. Si se comparan los demás conceptos homologables, nuestra cotización (33,7% del salario bruto) queda en séptimo lugar, alejada del 42% o 41% que pagan países como Austria, Francia o Alemania. Sin embargo, en esos países la Sanidad se financia a través de la Seguridad Social, no como en España donde desde 1999 la Sanidad se financia con cargo a los Presupuestos.
Otra peculiaridad de nuestro impuesto al trabajo es lo bien camuflado que está. La parte del león de las cotizaciones las pone la empresa, lo cual hace más difícil que el trabajador vea lo que se le está detrayendo de su renta. En la nómina sólo tendrá reflejo ese 6,35% que él aporta directamente. En Alemania es al revés, la parte mayoritaria la pone directamente el trabajador y una residual la empresa.
« Última modificación: Julio 04, 2014, 16:42:38 pm por Tu ne cede malis »

 

         
Twittear